27.7.13

Subte histórico: línea B extendida pero no funciona

Estación Juan Manuel de Rosas línea B subterráneo Buenos Aires
La nueva estación Juan Manuel de Rosas -Monroe y Triunvirato- de la línea
B del subterráneo porteño- Foto enelsubte.com
Una medida gremial que busca alertar sobre el supuesto mal estado de las instalaciones, impide que la línea B del subterráneo porteño pare en las nuevas estaciones inauguradas el 26 de julio de 2013. La apertura tiene una demora de consideración, ya que la habría inaugurado Aníbal Ibarra, pero su destitución como jefe de gobierno porteño lo impidió. Su sucesor, Jorge Telerman, prometió que las dos nuevas estaciones sobre la avenida Triunvirato en el barrio de Villa Urquiza estarían para 2007/8. Perdió las elecciones pero dejó casi lista la extensión que así la recibió su sucesor, el actual mandatario Mauricio Macri, quien se tomó cinco años para finalmente cortar la cinta en plena campaña electoral.
La justicia rechazó un amparo para frenar la inauguración, pero los gremialistas insitirán con que circular por ese kilómetro es peligroso.
La B se comenzó a planificar en 1912 pero recién se inició después de la Primera Guerra Mundial. El primer tramo fue inaugurado en 1930.
En 2003 se realizó la extensión de la B desde Lacroze se unieron las estaciones Tronador y Los Incas bajo la avenida Triunvirato, continuación de la porteña Corrientes.

Historia de la Línea B    Alem-Rosas


Cuenta Leonel Contreras en su libro sobre el transporte porteño que:

En 1905, la empresa Lacroze Hermanos solicitó a la Cámara de
Diputados la concesión de un ferrocarril urbano para unir la Chacarita
con el centro de la Ciudad. Ante la negativa, se optó por hacer un nuevo
pedido al Senado, que lo aprobó pero con una traza subterránea. El 10
de febrero de 1912, una ley nacional autorizó a la empresa a construir
una línea eléctrica para pasajeros entre Paseo de Julio (hoy Leandro N.
Alem) y Corrientes y Triunvirato y Elcano, lugar de empalme con las vías
del FC Central Buenos Aires, también propiedad de la familia Lacroze. Las
obras fueron demoradas por la Primera Guerra Mundial y recién pudieron
comenzar el 1 de octubre de 1928. Meses antes, la concesión había sido
transferida a la S.A. Ferrocarril Terminal Central de Buenos Aires.
La construcción de la actual Línea B de subtes estuvo a cargo de la
empresa Dwight P. Robinson & Cía. Se realizó por debajo de la actual avenida
Corrientes, a cielo abierto desde Elcano hasta Salguero (a excepción
de los tramos donde debía cruzar el arroyo Maldonado y el arroyuelo que
existe entre las calles Lambaré y Gascón).
El tramo original entre las
estaciones Federico Lacroze y Callao fue inaugurado el 16 de octubre de 1930, participando del primer viaje inaugural José Félix Uriburu, primer
presidente de facto de la historia argentina. Al año siguiente, se arribó
hasta Carlos Pellegrini (22 de junio) y finalmente a Leandro N. Alem (1 de
diciembre). Una novedad de la línea fue la instalación de molinetes para
cospeles o bien monedas de 10 centavos que también se usaban como
pasajes. La extensión de la línea hasta Parque Chas se decidió en 1999,
inaugurándose el 10 de agosto de 2003 las estaciones Tronador-Villa
Ortúzar y De los Incas-Parque Chas.

A partir de 1933 existió en la estación Agüero (hoy Carlos Gardel) un desvío que llevaba trenes cargados
con hortalizas y frutas hasta el Mercado de Abasto.

..