"El patrimonio cultural no se limita a monumentos y colecciones de objetos. Comprende también tradiciones o expresiones vivas". UNESCO
Buenos Aires Me Quiere, tu expresión viva de la Ciudad y su patrimonio.

7/12/21

Sin cargos para el Frente de Todos

 La Legislatura porteña comienza nueva etapa como caja de resonancia de las pujas electorales que dominarán los dos próximos años con el condimento de la interna del oficialismo sobre la disputa de candidatura.

Se realizó la sesión preparatoria con la jura de los nuevos legisladores y el armado de los bloques con pérdida de ventaja para Vamos Juntos, la versión porteña de Juntos por el Cambio.

Se confirmó allí que el cargo más alto de la casa, que incluye el gerenciamiento tanto político como

administrativo de un presupuesto abultado, queda el joven Emanuel Ferrario, quien se referencia con María Eugenia Vidal. Ya fue nombrado vicepresidente primero, teniendo en cuenta que el Presidente es el vicejefe de Gobierno -un cargo vacante tras la renuncia de Diego Santilli para pasar a disputar las elecciones bonaerenses.- que solo ejerce la formalidad de conducir sesiones.

Con el resultado de las elecciones el oficialismo perdió 6 bancas y pasará a tener 32, suficientes para la mayoría del recinto pero complicado para la votación de leyes que requieren dos tercios, 40 de los 60 legisladores.

El bloque que sigue en número es el del Frente de Todos que aumentó sus bancas tras el resultado electoral y suma 19, mientras que los legisladores de la lista de Javier Milei que asumieron ayer son 5 pero se incorporaría el actual diputado Eugenio Casielles. Finalmente la izquierda contará con tres bandas.

Por tradición, hasta ahora y desde que la Ciudad adquirió status de autónoma, las vicepresidencias segunda y tercera se asignan de acuerdo al número de diputados de los bloques que no son del oficialismo. En esta oportunidad, se quebró la norma y Juntos por el Cambio repartió los cargos entre los propios. 

Así, la vicepresidencia segunda estará a cargo del radical Martín Ocampo. La UCR-Evolución, referenciada con Martín Lousteau ya viene funcionando en un bloque aparte y no requirió para esa independencia del dramatismo que se vio en el Congreso. Reúnen 8 bancas (perdieron una en las elecciones) y ya hicieron valer su peso en el interbloque Vamos Juntos cuando en la sesión pasada amagaron con no acompañar la ley que permite el desarrollo edilicio en la Costanera sur.

La vice tercera, se asignó a otro aliado del PRO, Roy Cortina.

El enojo del Frente de Todos no alcanzó para revertir la decisión.