15.2.14

Más hierro y cemento en la estética PRO

El gobierno porteño planifica la construcción de un nuevo carril de colectivos a lo largo de la avenida Paseo Colón, que en buena parte de su centro se encuentra recorrida por plazoletas arboladas que deberán ser removidas, con la duda de sí, como ocurrió en la avenida 9 de Julio las especias tendrán lugar para ser transplantadas.
La descuida esquina de Carlos Calvo y avenida
Paseo Colón en el corazón de la historia porteña 
No es solo eso. El llamado metrobus de Paseo Colón requiere que unas seis cuadras sean ensanchadas y para eso, sin más, intimó a los frentistas a desalojar sus predios en 10 días, plazo que venció y ninguno pudo cumplir. Reclama Macri terrenos que se expropiaron en 1946 y que desde entonces tienen diversos fines: viviendas, sedes de ONG, o la entrada del diario Ambito Financiero, cuya editorial ya se declaró en pie de guerra y promete llegar a la Corte Suprema si es necesario.
Los vecinos se organizaron en una Comisión de defensa de Paseo Colón, y además de protestas callejeras comenzaron con una catarata de amparos y recursos administrativos.
Es una pena que Macri haya descuidado tanto San Telmo y que ahora le agregue un carril de colectivos que terminará de entorpecer lo que debe ser un caso histórico. No hay que irse tan lejos para apreciar cómo en otras ciudades se revaloriza la conservación que termina provocando una atracción turística con los ingresos que ello genera. 
Como sea, Macri quitó los adoquines de la calle Carlos Calvo a la altura de Paseo Colón, dejó la vía inútil durante un año, aún a sin terminar y la abrió sin reparar ni reponer el adoquinado histórico.
Valido la inscripción de este blog al servicio Paperblog bajo el seudónimo PatriciaGarcia

..