4.3.13

Subte:En vano intentan ley para frenar aumento

Con la realización de la audiencia pública obligatoria para debatir el aumento en los viajes de subtes porteños, el Gobierno PRO confirmó ayer que se aplicará la suba de $ 2,50 a $ 3,50 a partir del 15 de marzo. La empresa concesionaria ya limita la cantidad de pasajes por usuario a la venta para evitar el acopio.
por Patricia Garcia
para Ambito Financiero
Como el resultado del debate no es vinculante, a pesar de las críticas el cambio de valor se puede aplicar igual, pero la oposición al macrismo busca ahora votar una ley que le impida a Mauricio Macri subir la tarifa hasta tanto se realice una auditoría.

Ya está pedida la sesión especial en la Legislatura porteña, para mañana, con la firma de los bloques opositores. Sin embargo, será necesario que el PRO habilite el tratamiento de ese proyecto sobre tablas, prestándoles los votos a sus rivales para que reúnan los dos tercios de las bancas (40 votos) necesarios para permitir que se discuta una norma que no tiene despacho de comisión. Para la aprobación del proyecto, en cambio, la oposición reúne mayoría.

El PRO definirá mañana si habilita la tabla que le piden sus rivales. Lo haría, sabiendo que Macri -si la ley se sanciona- aplicaría luego el veto, y conociendo que, en definitiva en dos semanas la oposición podría sancionar la ley ya con despacho en comisión, aunque tal vez el aumento ya esté vigente.

No es el único acto de protesta en el año electoral que tendrá al subte como escenario. La agrupación de los llamados metrodelegados anticipó que buscará impugnar la audiencia pública que se realizó el viernes pasado -con un cuarto intermedio que se retomó el sábado- mientras Cristina de Kirchner pronunciaba su discurso ante la Asamblea Legislativa.

El proyecto de ley que buscan los opositores al PRO impediría que Macri aumente el viaje "hasta que no estén los resultados de una auditoría sobre el traspaso a la Ciudad y se encuentre aprobado el nuevo marco regulatorio con el concesionario de subterráneos".

Ayer, el titular de Subterráneos de Buenos Aires SE (SBASE), Juan Pablo Piccardo, aseguró que el nuevo valor del pasaje comenzará a regir desde el 15 de marzo próximo y que el servicio del premetro será subsidiado y costará $ 1.

"Hay que reforzar e invertir en seguridad porque no podemos dar una servicio malo y barato, sino bueno y a precio razonable", explicó el funcionario que tiene a cargo el control del transporte.

Por su parte, el titular de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Metrodelegados), Roberto Pianelli, explicó que la agrupación "presentará una impugnación a la audiencia pública por el subte", ya que fue realizada sin la auditoría necesaria para ese fin.

El aumento a $ 3,50 será el segundo que aplica Macri tras llevar, en enero de 2012, el valor de $ 1,10 a los $ 2,50 actuales. El nuevo precio se aleja del costo del boleto de colectivo que, en la Capital Federal, ronda $ 1,70 con la tarjeta SUBE. Según Piccardo, el Gobierno porteño subsidiará el viaje en subte a jubilados, maestros y estudiantes.

La administración macrista, por otra parte, busca aplicar la suba una vez que se reanude el recorrido de la Línea A, que corre bajo la avenida Rivadavia, el próximo sábado, después del cierre para renovaron los antiguos trenes.

Ante la aplicación de la nueva tarifa, la empresa concesionaria del servicio advirtió que limitará la venta de pasajes a 40 por persona. Ya sucedió con el aumento anterior que antes de su aplicación se formaron largas colas de usuarios para acumular boletos al precio viejo.

..