29.1.13

Colectivos porteños:empezó otra guerra

avenida figueroa alcorta
El transporte porteño, pelea electoral
por Patricia García
para Ambito Financiero


Cristina de Kirchner
aludió ayer a los aumentos de impuestos de la Ciudad de Buenos Aires, al referirse a la inflación y apuntó a Mauricio Macri por esas subas, así como la que intenta imponer en el pasaje de subterráneos. Al anunciar un aumento de la base imponible para Ganancias, la Presidente, inclusive, comparó ese impuesto con la tarifa de los viajes en subterráneos. La Presidente viene insistiendo en ese sentido mientras el jefe de Gobierno justificó el aumento de los subtes en la inflación. No fue todo. Ayer, Cristina de Kirchner salió a recordar que hay una ley sancionada el año pasado por el Congreso que impone el traspaso de los subterráneos y también de las 33 líneas de colectivos que recorren exclusivamente la Ciudad de Buenos Aires. Reclamo La mandataria hizo el reclamo en el marco de una cadena nacional sobre diversos anuncios, entre ellos un aumento a los jubilados y la elevación del 20% del mínimo no imponible para la liquidación de Ganancias de los trabajadores en relación de dependencia. Macri había también reclamado esa recomposición al Gobierno nacional. Cristina a la vez hizo la cuenta de cuánto gastará una familia en viajes en subte si Macri eleva la tarifa de $ 2,50 a $ 3,50, señalando que será más que la suma a descontar de Ganancias en el año para un trabajador casado con dos hijos. «No se quieren hacer cargo», dijo la Presidente con respecto a las líneas de colectivos porteñas, y recordó que «hay una ley» que le impone a Macri la transferencia. Esa norma fue sancionada cuando el jefe de Gobierno desistió de un acta acuerdo mediante la cual aceptaba el control de la concesión de subtes. El documento se firmó en enero de 2012, Macri aumentó el precio del viaje de $ 1,10 a $ 2,50, pero luego se arrepintió, hasta que, tras un año de conflicto, decidió tomar a su cargo el transporte -desde este mes- mediante una ley propia aprobada por la Legislatura local, pero nada dijo respecto de las líneas de micros. Ironía «El que menos tribute no va a pagar una barbaridad. Para quien cobra $ 8.400 tributará $ 3 por mes de Impuesto a las Ganancias. No le alcanza ni para pagar el subte de Macri», ironizó la Presidente al anunciar la suba del mínimo no imponible. Cristina, al destacar la importancia que tiene para los trabajadores el aporte de subsidios por parte del Estado para el transporte que utilizan para desplazarse cada día, reclamó que la Ciudad de Buenos Aires se haga cargo de la administración de las líneas de micros que circulan en su distrito. De esa manera, parece lanzada otra batalla, similar a la que derivó en la devolución a la Capital Federal del control de los subterráneos.

..