19.12.12

Subtes:presiona Macri por otro impuesto

Mauricio Macri
Mauricio Macri en donación
de juguetes en el  Jardín Botánico
"En el limbo", dijo Mauricio Macri que quedarán los subterráneos de la Ciudad de Buenos Aires si la Legislatura no le aprueba el proyecto de ley que pide para hacerse cargo del transporte. Culpa ahora al kirchnerismo que rechaza que el gobierno porteño aumente las naftas para financiarse. Con el bolsillo sensible de los vecinos ante el fuerte aumento de las tasas inmobiliarias y de Alumbrado, Barrido y Limpieza, difícil que la oposición ceda en ese rubro. Busca Macri $350 millones anuales extra, menos del 1% de presupuesto 2013, generando un nuevo impuesto.
por Patricia García
para Ambito Financiero


El macrismo intentaba anoche acercar posiciones con la oposición para llegar hoy al recinto con los votos necesarios para sancionar la ley con la cual Mauricio Macri quiere hacerse cargo de los subtes porteños. Hoy está convocada, a las 11, una sesión extraordinaria especialmente para el tema, pero antes el jefe de la Legislatura, Cristian Ritondo, llamó a una reunión de los presidentes de bloques para seguir buscando un acuerdo.

Todos estuvieron ayer con los sindicalistas conocidos como «metrodelegados», pero luego Ritondo convocó a una conferencia de prensa en la que advirtió a la oposición algo así como que cargaría con la responsabilidad de que Macri rechazara nuevamente administrar el transporte porteño, si no había votos para aprobar la norma.

El punto de conflicto, como viene anticipando este diario, es la propuesta de una tasa adicional de $ 0,40 al precio de la nafta en la Ciudad de Buenos Aires.

El macrismo tiene 26 bancas propias, dos o tres aliados y en general le arrima voluntad el bloque radical de dos diputados y con eso llega a la mayoría de 31 votos cuando los necesita, como en este caso.

Pero ahora ninguno de esos cinco aliados está dispuesto a aprobar el aumento a la nafta. Así lo explicó el radical Claudio Pressman en un comunicado y también lo transmitió a este diario el legislador Juan Pablo Arenaza (Unión por Todos), aliado del PRO.

Así el macrismo quiere que sean sus rivales quienes propongan una alternativa para financiar $ 350 millones, que sería lo previsto recaudar subiendo el precio de la nafta. Con la agredida sensibilidad, en estos días, del bolsillo de los porteños ante la llegada de las boletas de ABL con aumentos (en algunos casos el doble o más que este año), excepto el PRO, ningún bloque se anima a hablar de nuevas cargas impositivas. Más aún cuando la semana pasada, junto con la Ley de Presupuesto 2013, el PRO con ayuda de Proyecto Sur logró incorporar subas en Ingresos Brutos, nuevo impuesto de sellos para autos 0 km y duplicación de la tasa aplicada a los usados, entre otras novedades, como un mínimo a patentes de $ 600 (incluidas motos).

El otro tema conflictivo pareció saldado en el encuentro con los sindicalistas ya que el PRO prometió que el texto de la norma eliminará la declaración de servicio «esencial» del subte, lo que cambiará por «trascendental», que se garantizará el derecho a huelga y también que se respetará la jornada de seis horas por insalubridad.

De todos modos, los gremialistas convocaron a una manifestación hoy en las puertas de la Legislatura en contra del proyecto de Macri.

Ritondo ofreció una conferencia de prensa luego de la reunión que mantuvo ayer con los «metrodelegados»: informó que se había llegado al 90% del acuerdo por el traspaso del subte, pero que «el principal problema es el financiamiento del mismo y llamó a la oposición a recapacitar y llegar a un consenso».

Macri ya viene advirtiendo que, si el proyecto no sale como él lo envió en sus puntos principales, otra vez rechazará controlar el transporte como lo hizo en enero pasado tras firmar un acta acuerdo por el traspaso.

Dentro del PRO hay posiciones encontradas en ese sentido.

«El principal problema es el financiamiento para hacer que los gastos del subte tengan un ingreso permanente, no sólo para el Gobierno de Macri, sino para todos los Gobiernos de la Ciudad en el futuro. No vamos a desfinanciar el plan de inversión de la Ciudad», aseguró Ritondo.

«Queremos que el subte tenga un mejor servicio. Invitamos a la oposición a que recapacite para llegar a un acuerdo, vamos por el diálogo necesario para llegar al consenso. Escuchamos todas las proposiciones. Tenemos un horizonte que es asumir el subte, que viene para quedarse, pero nos están negando las herramientas para financiarlo; por eso les pedimos que recapaciten», insistió el diputado macrista.

El radical PRO Martín Ocampo, en cambio, dejó ver que el Gobierno porteño busca que el nacional siga pagando los subsidios mensuales a la concesionaria Metrovías. Ese legislador pidió que se «mantenga la situación financiera de la misma forma que con el resto de los medios de transporte metropolitanos» y acusó: «Estamos buscando lo mejor para los usuarios, pero como el Gobierno nacional retiró los subsidios, tenemos que financiar los fondos por otro lado».

..