21.8.12

Macri y ministros de campaña


Escribe

Patricia García para Ambito Financiero


Gabiela Michetti-Diego Santilli-Néstor Grindetti


Sólo falta que Gabriela Michetti defina si acepta competir por la provincia de Buenos Aires en las boletas del año próximo, para queMauricio Macri comience a armar el rompecabezas electoral que ya está corriendo buena parte de su gabinete PRO.




La diputada, inclusive, ayer se entregó a una entrevista del diario bonaerense El Día, donde admitió que anticipará su candidatura y la anunciará en uno o dos meses. Ya no esperará hasta fin de año como venía sosteniendo, porque en el macrismo plantean la posibilidad de que pudieran adelantarse los comicios y piensan en la campaña del verano. La parada 2013 es esencial para un Macri que quiere ser candidato a presidente cuando termine el cargo y por eso ha dado la orden a sus ministros que aceleren todos los armados políticos posibles para concretar el sueño. Renovación
En esa ambición lo siguen varios de sus funcionarios que piensan postularse en 2013 y, de acceder a bancas, obligarán al jefe de Gobierno a una renovación de su staff que cree le daría también impulso a la gestión.

Si Michetti, como le ha pedido Macri, termina como candidata a una banca en la provincia de Buenos Aires, la senaduría porteña bien podría quedar para Federico Pinedo, quien el año pasado hizo una campaña en soledad (Macri se había ido del país en la previa a las urnas nacionales) que llevó con ventaja.

La idea de que esa boleta la encabece en cambio el jefe de Gabinete de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, no termina de definirse. Si finalmente el funcionario decidiera ser el primer candidato a senador porteño (paso previo requerirá certeza de poder ganar esa banca), afectaría otras postulaciones, ya que no le aconsejan que en caso de lograrlo no asumiera la banca. De ese modo su reemplazo podría recaer en alguno de los actuales ministros que ya están en campaña como candidatos.

En cambio si Michetti se impusiera para quedarse en la Capital Federal y aspirar a la senaduría porteña que se renueva el año próximo, la estrategia sería otra, ya que el PRO se vería en dificultades para contar con un aspirante competitivo en el terreno deDaniel Scioli, que el macrismo considera imprescindible para la cruzada presidencial del mandatario de la Ciudad.

Como sea, ya se anotaron en la carrera algunos ministros PRO. Un caso es el de Educación, Esteban Bullrich, quien quiere dejar el área para regresar al Congreso, y cree que la última movida mediática -la creación de un 0800 para denunciar actividades de La Cámpora en escuelas- le sumó puntos contra otros pares del gabinete macrista.


Diego Santilli, el ministro de Espacio Público, con la ventaja que le da ser titular de una cartera que con frecuencia abarca temas de interés para los vecinos, también buscará integrar las boletas electorales 2013 con la aspiración mayor de poder estar en la lista de posibles sucesores de Macri, dos años más tarde.


Pieza clave en el staff PRO, el ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, no ha abandonado el intento de sumar votos en su distrito, Lanús -provincia de Buenos Aires- donde dos veces ya compitió para ganar la intendencia y buscará insistir el año próximo en las legislativas.

Aspiración

Otro que intentará continuidad con un cargo electivo es el ministro porteño de Seguridad y Justicia, Guillermo Montenegro, quien aspira a ser intendente de San Isidro, pero aceptaría ser candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, si esa lista la encabezara Michetti.


Es decir, para terminar de armar, Macri necesita con apuro el sí de la exvicejefa, quien por otra parte ya puso condiciones: la embestida electoral de los ministros porteños no es sólo ambición personal. Es que Michetti ya ha trasmitido que, si ella se ve obligada a abandonar el distrito donde sueña ser la autoridad mayor, quiere que en el gabinete también haya gestos similares.


En ese sentido, la diputada explicó al diario bonaerense El Día que «sinceramente podría ser candidata en los dos lados porque legalmente cumplo ambos requisitos. He vivido en la provincia casi 20 años. Desde que nací, la infancia, la adolescencia. Mis padres y mi hermano viven en Buenos Aires. La verdad, yo me siento parte de eso, soy una bonaerense de nacimiento y de formación. En ese sentido, y teniendo en cuenta que el partido tiene que hacer una buena elección en el distrito porque estamos armando una opción de gobierno para 2015, entiendo que es una alternativa posible que yo vaya a la provincia».


Pero también acotó que «yo tengo un sueño construido desde hace mucho tiempo, que es suceder a Mauricio. Debería salir de ese lugar y construirme otro sueño personal que me enganche y me atraiga. Yo soy transparente y cuando hago las cosas las tengo que hacer muy convencida y metida de lleno. La verdad, hoy no lo tengo resuelto en un 100 por ciento»

..