6.7.12

Macri ya tiene partida para salarios y aumento de precios


Tras aprobar Legislatura $ 3.400 millones más de Presupuesto. Pero no bonos.




Por: Patricia García
 -Publicado en Ambito Financiero


Los macristas Cristian Ritondo y Rogelio Frigerio, ayer durante la sesión en la cual se aprobó la ampliación del presupuesto que solicitó el jefe de gobierno.
El macrismo logró ayer que la Legislatura porteña aprobara la ampliación de Presupuesto por más de $ 3.400 millones que solicitó el jefe de Gobierno con la ayuda del radicalismo, tres legisladores aliados y un kirchnerista. La suba, que será para aumentos salariales, obras y una indemnización al gremio de camioneros, se obtendrá de mayor recaudación tributaria, sobrantes por subejecuciones y la emisión de bonos. Sin embargo, la aprobación para emitir los títulos recién será tratada el mes que viene, como también la forma de pago, mediante otro tipo de papeles al gremio de Hugo Moyano.


El PRO se aseguró, antes de llegar a la votación, que sus 26 legisladores estuvieran sentados en las bancas, inclusive presionó para que llegara a tiempo el vicepresidente de Boca, Oscar Moscariello, a quien, tras el partido en Brasil lo concentraban los problemas con jugadores en el club. Por las dudas, también el PRO había negociado algunas abstenciones y ausencias para poder alcanzar la mayoría simple que requirió la sanción de la ley.

«Esta ampliación está dirigida específicamente a afrontar el impacto de la inflación que provoca redeterminaciones de precios y ajustes en los rubros como servicios básicos, recolección de residuos, desarrollo social, insumos hospitalarios, comedores escolares, subsidios a excombatientes de Malvinas, entre otros», explicó el vicepresidente de la Legislatura, Cristian Ritondo.

La oposición fue dura con el PRO, tanto desde el kirchnerismo, como de Proyecto Sur, la Coalición Cívica y los adherentes al FAP (Binner). Específicamente criticaron que Mauricio Macri pidiera emitir deuda para hacer bicisendas y carriles de Metrobús o que aceptara aumentos por reconsideración de precios en el servicio de recolección de residuos.

«La verdad, que en ningún país del mundo se pide endeudar una ciudad para hacer ciclovías», ironizó el legislador Aníbal Ibarra, quien reprochó que en otras ocasiones el Gobierno porteño hubiera pedido hacerse de fondos para determinadas obras, pero que «termina pidiendo gastar la plata en otra cosa».

El sindicalista Alejandro Amor, del bloque Frente para la Victoria, criticó también los números de Macri, pero aclaró que por su condición iba a acompañar la ampliación del Presupuesto por el aumento de salarios y las indemnizaciones. Por eso fue el único legislador K que levantó la mano a favor del proyecto. Amor es dirigente del gremio municipal de la Ciudad (Sutecba) y se vio en apuros la semana pasada cuando el sindicato adhirió a la marcha convocada por Moyano contra el Gobierno.

Los dos legisladores del radicalismo -Claudio Presman y Rubén Campos- votaron a favor del proyecto en general, pero no en particular. Luego el PRO contó con el bloque de dos bancas que conduce Juan Pablo Arenaza y el voto de Daniel Amoroso.

El kirchnerismo, como otros bloques, decidieron abstenerse, después de considerar que el PRO hacía uso «de un mecanismo perverso» al incorporar las partidas para salarios junto a otros gastos. De todos modos, con esos argumentos fueron los diputados de Buenos Aires Para Todos, que conduce Fabio Basteiro los que directamente votaron en contra, junto a la kirchnerista María Rachid y así hubo 32 votos positivos, 5 negativos y las 19 abstenciones del resto de las bancadas, en la sanción y 30 votos en la particular.

De la bancada Proyecto Sur, que sumó a las abstenciones, Rafael Gentili, dijo «que el endeudamiento que el jefe de Gobierno está solicitando sin debate, es para hacer el año próximo obras con carácter electoralista» y que «la oposición quiere conocer cuál es el plan de desarrollo del Metrobús, y el Gobierno no lo envía ni conforma la comisión a la que lo obliga la ley».

Para el macrismo no será tan sencillo aprobar, el mes próximo, la emisión de un bono de u$s 100 millones, por eso ya está dispuesto a cambiar el proyecto de ley para especificar más ampliamente cuáles serán las obras viales a que se destinaría el dinero. Aún el Gobierno porteño no envió el proyecto para el otro bono por $ 220 millones con que se pagará a los camioneros que cambiaron de empresa recolectora, en carácter de indemnización. 

..