"El patrimonio cultural no se limita a monumentos y colecciones de objetos. Comprende también tradiciones o expresiones vivas". UNESCO
Buenos Aires Me Quiere, tu expresión viva de la Ciudad y su patrimonio.

8/4/21

Resisten restricciones

En Huracán se vacunan adultos mayores 
 El Gobierno porteño peleó hasta última hora, en la reunión   del martes en Casa Rosada, apenas dos medidas que   consideraba controvertidas para imponer en el intento de   amortiguar la segunda ola de contagios de coronavirus   que,  ayer mismo, reportó otra dramática cifra récord con   más de 22 mil casos nuevos de los cuales 2480 son   porteños. 

 Esa misma tarde, mientras los funcionarios de su   administración junto a los nacionales y bonaerenses   acordaban medidas para paliar la epidemia, el jefe porteño   firmaba un comunicado de Juntos por el Cambio con severas críticas al Gobierno por el manejo de la pandemia y

en rechazo de medidas restrictivas extremas. Más precisamente, los dirigentes de JxC, opinaron en contra de "restricciones excesivas y mal calibradas” y en defensa "del ejercicio de las libertades fundamentales”. Esos dos puntos son clave para Horacio Rodriguez Larreta. Por una lado, puede dar cuenta de que, las medidas anunciadas no son "excesivas" y acompañarlas sin mortificaciones, pero por otro, la restricción de circular a partir de la medianoche hasta las 6 de la mañana, lo consideran inapropiado, aunque lo aceptarán la norma anunciada por el Gobierno nacional, que resulta -tal como anticipó este diario- como una suerte de toque de queda sanitario. Creen, en la Ciudad, que circular al aire libre de noche no trae consecuencias de contagiosidad y que además atenta contra la libertad personal.

El otro punto que tiene más que ver con la situación económica, que más defendieron los funcionarios porteños, es el que impone el cierre de bares y restaurantes. Mientras el Gobierno nacional y la provincia proponían que trabajen hasta las 10 de la noche, la Ciudad proponía hasta las 12. La diferencia impacta en los horarios de más concurrencia a esos locales, pero finalmente Alberto Fernández anunció ayer que la imposición de bajar la cortina antes de las dos de la mañana como está habilitado hasta ahora, será a partir de las 23 y hasta las 5, una diferencia menor que no volvería a discutir Larreta.