"El patrimonio cultural no se limita a monumentos y colecciones de objetos. Comprende también tradiciones o expresiones vivas". UNESCO
Buenos Aires Me Quiere, tu expresión viva de la Ciudad y su patrimonio.

9/6/19

Homenaje a ex combatientes

El Banco Ciudad, junto a la Fundación “No me olvides”, realizó un  homenaje a los ex combatientes de Malvinas de la entidad, durante la conmemoración del “Día de la afirmación de los derechos Argentinos sobre las Malvinas, islas y sector antártico”.
El acto, en la Casa Matriz de la entidad financiera, en el centro porteño, comenzó con la interpretación de la  banda musical “Tambor de Tacuarí” del Regimiento de Infantería 1 de Patricios que hizo sonar el Himno Nacional Argentino y la Marcha de las Malvinas, en la esquina de Florida y Sarmiento. Luego, el encuentro continuó en el auditorio “Manuel Belgrano” de la institución, con la presencia de los ex combatientes que se desempeñan en Banco Ciudad, familiares de soldados caídos en Malvinas, el titular de la Fundación “No me olvides”, Julio Aro, del Secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, Claudio Avruj, del presidente del Banco Provincia, Juan Curutchet, de la historiadora y escritora María Sáenz Quesada y de las autoridades del Banco Ciudad,  encabezadas por su presidente Javier Ortiz Batalla.

Javier Ortiz Batalla dio la bienvenida a todos los presentes y señaló que “nuestra institución acompaña con mucho orgullo a sus ex combatientes, fomentando las expresiones de respeto y reconocimiento, y dando impulso a iniciativas de organizaciones, como la Fundación No me olvides, de las que ellos también son parte. Asimismo es importante recordar la historia de las islas y sus primeros pobladores, los ‘gauchos malvinenses´, que dan sustento contundente y legitiman nuestro reclamo de soberanía”.
Al finalizar, la historiadora y escritora María Sáenz Quesada brindó una reseña desde los orígenes de los primeros colonos, evocó a los sucesivos pobladores y sus vínculos con el continente y enfatizó, en el cierre, sobre la importancia de iniciativas concretas, como las que lleva adelante la Fundación “No me Olvides”, en contraposición con la memoria líquida y el patriotismo declamado que poco o nada suman al reclamo de soberanía.