"El patrimonio cultural no se limita a monumentos y colecciones de objetos. Comprende también tradiciones o expresiones vivas". UNESCO
Buenos Aires Me Quiere, tu expresión viva de la Ciudad y su patrimonio.

Más vistas

30/11/18

Presupuesto 2019, en soledad

La Legislatura porteña debatió ayer el Presupuesto 2019 que se aprobó con los votos del oficialismo, que esta vez, como ocurrió la semana pasada con la creación de la Universidad para docentes (UniCABA), tampoco contó con el apoyo de ninguno de los bloques opositores ni de los aliados de Cambiemos, el radicalismo que anima Martín Lousteau (Evolución). Larreta tendrá para gastar más de $321 mil millones, pero achicó los gastos en obra pública y no iniciará ninguna en el año electoral, sólo terminará las iniciadas, con especial esfuerzo para el Paseo del Bajo.

 La iniciativa contempla una pauta inflacionaria del 23% y en sintonía con el Gobierno nacional también calculó el dólar a $40, mientras la actividad económica se verá en baja 0,5%. Si bien habrá una baja para algunos rubros en el Impuesto a los Ingresos Brutos, también está previsto el aumento en las tasas de ABL e impuesto inmobiliario. Tendrá un tope de 38% y según calculó la cartera de Hacienda que conduce Martín Mura, en promedio la suba será de 34%, al aprobarse también la ley Tarifaria, que en este caso, obtuvo 39 votos de los 60 del recinto, mientras que el Presupuesto sumó 34. “Presentamos un presupuesto financieramente equilibrado y con déficit cero”, explicó la Presidenta de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Paula Villalba y dijo que “por segundo año consecutivo se cumple con uno de los objetivos primarios de nuestro Gobierno el equilibrio fiscal”. En otro sentido la legisladora dijo que con respecto al ABL “el aumento promedio para 2019 será del 34%” y que “el 65% de los vecinos tendrá una suba aproximada de 150 pesos mensuales”. Villalba también resaltó que quienes se adhieran al débito automático no pagarán la última cuota del impuesto. De Evolución, el radical Juan Nosiglia consideró que “en un contexto de pérdida de poder adquisitivo de los salarios y aumentos de tarifas de todos los servicios públicos y tasas como el ABL, el gran esfuerzo que se les pide a los vecinos de la Ciudad no es acompañado por un esfuerzo similar desde el Gobierno porteño”. Desde el kirchnerismo el titular del bloque Unidad Ciudadana, Carlos Tomada, dijo que el jefe porteño “está imponiendo un sacrificio a los más vulnerables de la sociedad, a los que tienen menos capacidad para hacerse escuchar o defenderse” y que “el ajuste tiene el sello de Cambiemos”. Retrucó el jefe de la Legislatura, Francisco Quintana, diciendo que “por segundo año consecutivo la Ciudad presenta un Presupuesto sin déficit y con una fuerte inversión social, dando cuenta de un Gobierno responsable en el manejo de los recursos”. Uno de los rubros que recibirá más fondos, además de las áreas sociales, será Seguridad, donde el Gobierno porteño busca ampliar la cantidad de agentes de la Policía de la Ciudad e invertir en equipamiento, con la certeza de que es la principal demanda de los vecinos.