3.11.17

Larreta ya tiene ley para concesionar nuevamente los subtes

El Gobierno porteño, con mayoría en el recinto legislativo, logró la aprobación del proyecto que permite llamar a una licitación internacional y nacional para renovar la concesión del servicio de los subterráneos que hace más de 20 años está a cargo de la empresa Metrovías.
La oposición presentó propuestas de reestatización del gerenciamiento, pero desde el armado electoral el oficialismo suma en el interbloque Vamos Juntos (Cambiemos ligth para la Capital) mayoría propia, aunque algunos sostienen que la norma requería dos tercios de los votos.
La sanción de la ley se realizó en una sesión especial, ayer, en la Legislatura porteña y además prorroga por un año, hasta fines de 2018, la concesión a Metrovías que se vence el próximo 31 de diciembre y que ya contó con un contrato que terminó en 2013 pero se le dio "un plazo de emergencia".

La nueva concesión será por 12 años, prorrogables por otros tres.
La norma se aprobó con 32 votos del interbloque oficialista, una abstención y 23 votos en contra, tras un debate de 3 horas donde pidieron la palabra 16 legisladores.
Desde las bancadas opositores, el kirchnerista Gabriel Fuks consideró que "este despacho tiene demasiadas inconsistencia, ahora se trata de preponderar la utilización del subte, mientras en los últimos años se lo menoscabó en función de otras herramientas como el Metrobus".
El titular del bloque oficialista, Francisco Quintana refutó con que "el Gobierno de la Ciudad está llevando adelante una verdadera transformación en el transporte público. El objetivo es dotar a la Ciudad de Buenos Aires de medios de transporte que tengan estándares de calidad internacionales para ofrecer a los vecinos un servicio seguro y confiable". Por su parte el legislador Maximiliano Ferraro de la Coalición Cívica explicó que "esta es una oportunidad para pensar otro modelo de concesión para un servicio público y de transporte esencial como es el subte, un modelo diferente al de los 90" y que "el proyecto propone la operación diaria del servicio y el mantenimiento regular y que eso pueda darse a través de una licitación pública nacional e internacional que deberá demostrar en términos de precio, calidad y antecedentes quien es el mejor para cubrir las necesidades que estamos estableciendo".


..