4.7.17

Mudan Mercado de Hacienda

Prometen que el Mercado de Hacienda
de Liniers estará desalojado
en 2018
Si logra, Horacio Rodriguez Larreta se apuntará otra transformación histórica. El jefe porteño anunció el traslado del Mercado de Hacienda de Liniers,  tras más una década de intentos, convenios firmados y prorrogados inclusive a través de leyes. Es que en la Ciudad de Buenos Aires no se permite la tracción a sangre ni el andar de animales, pero los consignatarios de la hacienda, a pesar de promesas hasta ahora no se mudaron.
Además, el traslado divide a los vecinos de la zona, por quienes sostienen los inconvenientes
que la actividad trae al barrio, mientras que otros consideran que es la vida de sus alrededores.
Como sea el jefe de Gobierno porteño firmó un convenio de desocupación y restitución del Mercado de Hacienda de Liniers a partir del cual se inició el traslado de ese centro de comercialización de ganado a un predio frente al Mercado Central, en el partido bonaerense de La Matanza.
“Este es un ejemplo de la nueva Argentina, de lo que podemos hacer trabajando en equipo. Hace décadas que se venía hablando del traslado y siempre se postergaba. Pero hoy, trabajando en equipo, logramos un paso que es lo mejor para todos”, resaltó R.Larreta.
Las 32 hectáreas del predio donde funciona actualmente el Mercado de Hacienda, que se encontraba privatizado, serán desocupadas y devueltas a la Ciudad según un cronograma  que fija la restitución y el pago de la deuda antes del 31 de diciembre de 2018.
En ese sentido, y tras calificar como “histórico” la firma del convenio, el Jefe de Gobierno anticipó que el traspaso será de manera “gradual, preservando la funcionalidad del mercado, que no puede dejar de trabajar ni un solo día.”
En el Mercado de Liniers, que se especializa en la recepción y venta de ganado en pie, trabajan alrededor de 2.000 personas, quienes tienen asegurada su continuidad laboral, y pasan entre 25.000 y 30.000 cabezas de ganado por semana, según explicó el Gobierno porteño.
El proyecto, una vez efectivizado el desalojo, contempla la construcción de 292.000 m2 de plaza y áreas públicas; un polo educativo, que ya está en marcha; un polideportivo, que será concesionado al club Nueva Chicago; un edificio gubernamental; un parque público y un polo gastronómico.
Tras la privatización del Mercado de Liniers en 1992, se entregó la concesión del predio por 10 años, que luego se extendió hasta 2005. Finalmente, en 2005 se estableció un plazo de cinco años para el traslado, aunque recién el año pasado el Gobierno de la Ciudad y las autoridades del Mercado firmaron un memorándum de entendimiento estableciendo las condiciones concretar esa medida.

..