7.12.16

Piropear es acoso

Dos leyes aprobadas ayer por la Legislatura porteña buscan, por un lado prevenir las situaciones
hostigamiento entre los escolares y, por otro multar al acoso callejero.
La ley que busca proteger evitar el “buillying” prevé habilitar un número de teléfono gratuito para
atención de situaciones de hostigamiento escolar e impone que el Gobierno porteño inserte en su
web información y orientación en esos casos.
“En materia de acoso escolar tenemos que intentar, acompañando de políticas adecuadas y
legislación , prevenirlo y erradicarlo en todas sus formas y es importante que se haga urgentemente y el ministerio de Educación actúe en consecuencia ”, explicó el legislador de la Coalición Cívica,Maximiliano Ferraro al presentar el proyecto que dice que “se entiende por acoso u hostigamiento escolar a todo acto individual o colectivo de intimidación, maltrato y/o violencia física, verbal, sexual y/o psicoemocional al que es sometido de manera repetida y sostenida en el tiempo, un/a alumno/a por alguno/a o algunos/as de sus compañeros/as”.
En otro sentido se aprobó el proyecto de Gabriel Fuks y Pablo Ferreyra que prevé multas de $200
hasta $1000 o hasta 10 días de trabajo comunitario para toda forma de acoso sexual en lugares
públicos o privados de acceso al público.

La ley busca "sancionar el acoso sexual, verbal o físico, producido en espacios públicos o de
acceso público, que hostiguen, maltraten o intimiden y que afecten en general la dignidad, la
libertad, el libre tránsito y el derecho a la integridad física o moral de personas, basados en su
condición de género, identidad y/o orientación sexual". Los legisladores que hicieron la propuesta, mencionaron que el debate sobre el tema se impuso a partir del video de la joven Aixa Rizzo que se viralizó, contando el acoso sufrido por una cuadrilla de trabajadores de Edenor en le puerta de su casa.
Entre las conductas penalizadas están los comentarios sexuales, directos o indirectos al cuerpo;
fotografías y grabaciones no consentidas; contacto físico indebido o no consentido; persecución o
arrinconamiento; masturbación o exhibicionismo y gestos obscenos: Se agravar "cuando la
conducta está basada en la desigualdad de género”.
"Esta ley viene a innovar culturalmente sobre el padecimiento cotidiano naturalizado de miles de
mujeres que se enfrentan a situaciones de acoso y escarnio en la vía pública. Habrá que velar por su
cumplimiento", explicó Fuks.

..