8.11.16

Rosedal de Parque Chacabuco con impronta coreana

El cantero del Rosedal de Parque Chacabuco reproduce
con flores asules, rojas y amarillas, el logo
de la Asociación Coreana en Argentina


Con la ayuda de la Asociación Coreana de Argentina, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires renovó el Rosedal del Parque Chacabuco, un paseo concurrido y alegre, que diseñó el jardinero de Buenos Aires, el célebre francés Carlos Thays y que actualmente ocupa 22 hectáreas entre las calles Emilio Mitre, Asamblea, Curapaligüe y Perón.

" La Comunidad Coreana Argentina es muy generosa con este aporte, una iniciativa que beneficia a todos los vecinos y que va a pasar a la posteridad como un gran gesto de convivencia”, dijo Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público porteño a cargo de la obra.

La renovación contó con la plantación de más de 1000 rosales de diversas especies y la instalación de un sistema de riego. Además, ahora el Rosedal de Parque Chacabuco cuenta con canteros que reproducen con sus flores de estación el logotipo de la Asociación Coreana que se conforma con cuatro “lágrimas” rojas –reproducidas con Begonias (Flor de Azúcar-, azul –con Petunia azul-, amarillo –con Tagete Patula “copete” amarillo- y verde –con Ophiopogon japonicus verde.
El Parque diseñado por Thays es la parte más antigua del barrio de Parque Chacabuco. Se trazó en 1903 con una gran arboleda, canchas de futbol, un vivero y un tambo que vendía leche recién ordeñada.

El la década del 30 se remodeló y se instaló el rosedal, que bordeaba la llamada Fuente de los Sapitos, un espejo de agua de 45 metros de largo con sapos de bronce surtidores de agua, y llegó a tener más de 3000 variedades de rosas.

Con la construcción de la Autopista 25 de Mayo, se destruyó, pero se hizo una nueva fuente en 2004.

..