5.5.14

UNEN ahora en pacto con Macri

por Patricia García
para Ambito Financiero

Para el macrismo se tratará de una sesión clave para poder avanzar con una lista de leyes pendientes que reclama Mauricio Macri, pero para UNEN, que es un interbloque, una prueba de funcionamiento, esta semana, la votación del jueves en la sesión ordinaria de la Legislatura porteña. 

El club de partidos que sigue a Elisa Carrió hasta ahora no termina de acordar las votaciones en la Legislatura porteña y esta semana el PRO requerirá de los votos de UNEN para dos leyes polémicas que el kirchnerismo rechaza: un endeudamiento por u$s 185 millones y la norma que autoriza la instación de bares en los parques de la Ciudad de Buenos Aires.

UNEN funciona como interbloque -una figura que no existe en el reglamento de la Legislatura porteña- de seis bancadas que en conjunto reúnen a 11 legisladores. Así es la tercera minoría tras el PRO y el kirchnerismo, que también es un interbloque de menos porciones y más bancas.

Como fuere, la alianza hará una suerte de segundo debut tras presentar al Frente Amplio UNEN como sello competitivo de partidos para las papeletas 2015 y luego de que, durante el fin de semana, una porción de socios se manifestó en contra de una eventual alianza política con el PRO. Así, los UNEN resolverán mañana la posición, aunque desde la Coalición Cívica, bloque que preside Maximiliano Ferraro, ya anticiparon que le darán los votos al macrismo.

En la misma sesión, el kirchnerismo y el PRO buscarán aprobar el convenio que firmaron en el verano María Eugenia Vidal y Jorge Capitanich para transferirle a la Nación el llamado Instituo Espacio para la Memoria (IEM) que agrupa a los excentros clandestinos de detención y al mismo tiempo una norma que deroga el IEM y divide a los bloques K (en contra estará Aníbal Ibarra, por caso), al punto que por ausencias de legisladores, la propuesta no logró ser sancionada la semana anterior y generó un duro cruce en el propio recinto. El convenio, inclusive, fue ya ratificado por el Congreso y sólo resta la aprobación de los diputados porteños.

El PRO, entonces, contará con los votos de UNEN para la ley que le facilitará a Macri un endeudamiento para la refinanciación de deuda. El jefe de Gobierno envió el proyecto que solicita la autorización para contraer un empréstito público destinado al pago de amortización de deuda. El ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, solicita, de ese modo, una ampliación del Programa de Financiamiento en el mercado local.

En su pedido, Macri argumentó que "la Ley de Presupuesto prevé la obtención de préstamos con destino a la renovación de los vencimientos de deuda durante 2014" y agrega que la operación permitirá a la Ciudad "alcanzar un mayor ordenamiento de su administración financiera".

El bloque Frente para la Victoria, que conduce Gabriela Alegre, ya anticipó que no facilitará la aprobación de un nuevo endeudamiento y tampoco daría los votos para la norma que facilitará bares en las plazas, un proyecto que ya fue aprobado, pasó por audiencia pública y ahora necesita nueva sanción para que el Gobierno porteño pueda licitar los espacios. 

Sin embargo hay ya una campaña en contra de la polémica norma que promueve "verde sin bares", y rechazo de distintos bloques opositores, a pesar de los cambios que en su momento tuvo el proyecto y los que piensa introducir UNEN para prestarle los votos al macrismo y aprobarlo.

Según los bloques que se oponen, el proyecto violaría la Constitución local al supuestamente reducir la superficie de espacios verdes y se estarían privatizando espacios públicos. La norma, tal como quedó, permitiría la concesión de bares en parques más amplios que una plaza y obligará al oferente a contar con instalaciones sanitarias para el público. 

Luego, Macri requerirá a una ampliación del presupuesto, como suele pedir todos los años para hacer frente a las negociaciones paritarias, pero aún no envió el pedido a la Legislatura, donde esta semana buscará avanzar con las tres iniciativas para las cuales no cuenta con votos propios.

..