10.1.13

Subtes: comerciantes buscan ventanilla que los atienda

Mauricio Macri
Mauricio Macri inauguró ayer la "playa"
en Nuñez-Parque de los Niños
por Patricia García
para Ambito Financiero

El Gobierno porteño y la concesionaria de los subterráneos de Buenos Aires rechazaron ayer tener injerencia sobre el perjuicio que causará la suspensión de la línea A a los comercios instalados en los túneles.
Si bien la Ciudad de Buenos Aires comenzará a tomar a su cargo la explotación de esos lugares, como también otros negocios adicionales al funcionamiento de los trenes, el jefe de Gabinete PRO, Horacio Rodríguez Larreta, consideró que es la empresa Metrovías la que tiene que avisarles formalmente a los comerciantes que no podrán atender por casi dos meses. A partir del sábado, la línea A, que corre bajo la avenida Rivadavia desde Plaza de Mayo hasta el barrio de Flores, será suspendida hasta el 9 de marzo para reemplazar los vagones históricos por otros nuevos, y Metrovías ya comenzó a informar a los pasajeros sobre esa situación. Ayer, inclusive, la Justicia avaló la suspensión del servicio .

«Metrovías les debería haber avisado», dijo Rodríguez Larreta en referencia a una veintena de negocios, entre ellos varios puestos de diarios y revistas.

Por su parte, Metrovías sostuvo que no es la responsable de avisar a los comerciantes de la línea de A sobre el cierre del ramal por 56 días porque «no tenemos vínculo» directo con ellos, indicaron fuentes de la empresa.

«La administración de los locales está subcontratada, no los alquila Metrovías», señalaron desde la empresa en relación con la situación de los comercios. Es decir, Metrovías cobra un canon a una empresa que a su vez subalquila los locales.

De todos modos, desde la concecionaria aseguraron que está «brindando información dentro de la red» sobre el cierre del servicio desde del próximo sábado a través de los sistemas de audio y televisión, de las carteleras y folletos, donde se incluye el teléfono del Centro del Información al Pasajero para más consultas.

Además, desde Metrovías se indicó: «Vamos a trabajar en forma conjunta con SBASE (la sociedad del Estado porteño que está a cargo de los subtes) para encontrar algún tipo de solución al problema de los 20 locales afectados por el cierre de la línea A».

La quita a la concesionaria de la explotación de locales, publicidad y transporte de fibra óptica se incluyó en la ley del traspaso del subte que Mauricio Macri promulgó el pasado 28 de diciembre. El Gobierno porteño busca obtener mejores ganancias que la concesionaria con la idea de volcar esos fondos en el mejoramiento del servicio que tiene a su cargo desde el inicio del año. Como sea, los comerciantes buscan una compensanción por las pérdidas que tendrán en las ventas al verse impedidos de abrir sus locales durante casi dos meses.

..