"El patrimonio cultural no se limita a monumentos y colecciones de objetos. Comprende también tradiciones o expresiones vivas". UNESCO
Buenos Aires Me Quiere, tu expresión viva de la Ciudad y su patrimonio.

22/5/20

La economía porteña en pandemia

La cuarentena porteña "por ahora se mantiene" aseguró ayer el Gobierno de la Ciudad. Se aumentarán  los controles para que se cumplan las condiciones de esa flexibilización y así amortiguar le extensión de la epidemia.  De ese modo,  Larreta por éstas horas mira la curva sanitaria y también la otra, la económica. El conjunto de datos y su significación lo empujan a definiciones por estas horas.
El debate entre mantener un aislamiento "hard" o un aislamiento "light" ya se dio en el gabinete porteño. De un lado, se tildó de sanitaristas a quienes con exclusividad proponían mantener restricciones para evitar mayor circulación de personas y así del virus, para batallar contra el coronavirus. Del otro, quienes además de impulsar atenuantes del virus buscaban abrir actividades comerciales . En el primer grupo tributarían el ministro de Salud, Fernán Quirós y el jefe de gabinete, Felipe Miguel. En el segundo, Diego Santilli, el ministro de Desarrollo Económico, José Luis Giusti y, claro, el ministro de Hacienda, Martín Mura. Son quienes le mostraron el derrumbe de los recursos económicos de la Ciudad.

La de habilitación de comercios minoristas con atención al público no compensa, por cierto, la pérdida de recursos que impuso el aislamiento, mientras que tampoco detiene el aumento de casos de Covid 19, guarismo que para el Gobierno porteño también tiene que ver con la decisión de realizar mayor cantidad de testeos, mientras que los barrios  vulnerables padecen en forma exponencial la gravedad del virus (son el 35% de la Ciudad, y 18% del país).
Como sea, la apertura de las actividades económicas que arrancó la semana pasada, representa para la Ciudad de Buenos Aires, el 10% a 15% de su actividad económica, teniendo en cuenta que no están habilitados ni shoppings,ni negocios de ropa y calzado, gimnasios, obra pública  ni actividades como  hotelería y turismo, entre otras importantes en la economía porteña.
  Los números de la administración de Larreta, aseguran que mientras el comercio representa el 15%  de la economía de la Ciudad de Buenos Aires, entre los comercios esenciales y los no esenciales que levantaron sus persianas a partir de la semana pasada, en dos etapas, hay un 70% abierto, es decir que aún resta la habilitación para 30% de los negocios.  Entonces los comercios  que están abiertos representan poco más del 10 % de la actividad económica de la Ciudad, explican funcionarios porteños.