13.8.17

Carrió arrasó y despeja competidores

Horacio Rodriguez Larreta y Elisa Carrió la noche del
13 de agosto. Primeros en festejar triunfo aplastante.
Elisa Carrió arrasó en las PASO porteñas, una elección que se transformó en una suerte de encuesta nacional y sube su status en el oficialismo como aliada clave, casi imprescindible, ya que la diputada debió reforzar la campaña de Cambiemos también en la provincia de Buenos Aires y, en el último tramo, en la de Santa Fe, además de paseos por los barrios de la Capital
El oficialismo ganó en su zona amiga por ventaja más que amplia y sin sorpresas, pero con el dato cierto de que debió acudir a una candidata aliada, donde una línea fina, tal vez indefinible en la cuenta, señala cuántos votos son propios de la legisladora y cuántos pertenecen a la marca Cambiemos.
Así jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta logró también que quede lejos su principal eventual rival de 2019, Martín Lousteau, a quien le negó competir en las PASO con el sello Cambiemos. Ese postulante (ver nota pag. 7), inclusive, no alcanzó un lugar de privilegio en la grilla del recuento de sufragios, que se verá si puede superar en las elecciones generales de octubre y las de 2019, donde hasta ahora presume de volver a competir contra Larreta por la jefatura de Gobierno porteña. Perdió también la UCR Capital que apoyó al economista y se desvinculó de Cambiemos en la Ciudad que, como una paradoja, fue el único distrito donde el Gobierno compitió con otra marca, Vamos Juntos.
Mauricio Macri le dio en la jornada electoral un lugar de privilegio a Carrió. Almorzó con la candidata y cuando a la noche desde el búnker de Cambiemos, en el predio porteño de Costa Salguero, se abrieron los actos de llegada de los resultados, fue el jefe de Gobierno quien inició los festejos halagando a Carrió.
Los jefes de la campaña, el vicejefe porteño Diego Santilli y el "lilito" Maximiliano Ferraro, aspiraban a que la candidata retuviera la mejor marca del PRO en el distrito, cerca del 40% que habían sacado en 2013 Gabriela Michetti y Diego Santilli compitiendo por senadurías. En esta ocasión, Carrió superó y obtuvo casi la mitad de los votos de los porteños, con mejores marcas en la zona norte de la Ciudad de Buenos Aires. Superó o rozó el 60% en las Comunas 2, 12, 13 y 14. Esos límites integran barrios como Recoleta, Villa Urquiza, Nuñez o Palermo.
El kirchnerismo, con menos de la mitad de los votos de la lista que encabezó Carrió, festejaba anoche el segundo puesto (ver pag. 7) al superar a Lousteau por un margen digno.
Para octubre se reduce el cuarto oscuro porteño con seis opciones.

..