2.6.17

Ex confitería Richmond, en falta-

Lo que se ve de la histórica
Confitería Richmond
La ex confitería Richmond, convertida en un local de venta de prendas deportivas, debía conservar un rincón que diera cuenta de su histórico pasado. Según la exlegisladora porteña María José Lubertino, se arrasó con ese lo que motivó que formulara una denuncia penal contra el Gobierno porteño y los dueños del inmueble que está en la peatonal Florida al 500.
Lubertino consideró que lo más grave tras la nueva modificación del inmueble dispuesta por los dueños del local de ropa deportiva, es que  “no queda ni un recuerdo de lo que fue el Grupo Florida, ni de Jorge Luis Borges ni de todos los artistas que paraban en este bar”.  
A la vez la extitular del INADI dijo que falta información sobre el paradero de los muebles que pertenecían a la Richmond.
En 2011 la por entonces Legisladora Lubertino había denunciado “maniobras de cierre y despedidos” en el bar.  “Ganamos el juicio y el 1 de junio del 2012 la sentencia dispuso que no podría enajenarse, transferirse, modificarse o destruirse el inmueble de la Richmnod sin expresa y fundada autorización de la Secretaria de Cultura de la Ciudad (hoy Ministerio de Cultura), haciendo saber a los interesados que toda vía de hecho daría lugar a acción penal”, explicó la exdiputada. La Legisladora (mc) definió lo sucedido con Richmond como una conversión de “un bar tradicional de la Ciudad, que es parte de la cultura popular, en un Shopping al mejor estilo neoliberal, privatizador de la cultura”.
La denuncia penal quedó radicada en el Juzgado Criminal y Correccional Nro. 42 a cargo de la jueza María Gabriela Lanzó. Investigará la fiscal Mariana García de la Fiscalía Nro. 15.
La confitería Richmond fue inaugurada en 1917 y era frecuentada diariamente por Jorge Luis Borges y varios escritores del denominado Grupo Florida como Leopoldo Marechal, Raúl González Tuñón y Ricardo Güiraldes, entre otros. El edificio fue construido por el arquitecto Julio Domal y está catalogado como edificio del Área de Protección Histórica. Richmond es además bar notable y, por la ley 35, tiene “protección cautelar”. Asimismo, fue declarada bien integrante del patrimonio de la Ciudad en la categoría de sitio histórico (artículo 4 de la ley 1227) por las características históricas, arquitectónicas, artísticas y urbanísticas.

..