1.7.14

Perón y Evita de vuelta al Palacio Unzué

por  Patricia García
para Buenos Aires Me Quiere


Uno de los homenajes por los 40 años de la muerte del expresidente argentino Juan Domingo Perón, consistió en la instalación de una estatua en los jardines de la Biblioteca Nacional. La obra pertenece al mismo autor que reprodujo la imagen del cómico Alberto Olmedo y se colocó donde fuera la residencia
Estatuas en los jardines de la Biblioteca Nacional
como homenaje a los 40 años de la muerte de Juan Domingo Perón
presidencial -desde 1946 a 1955- hasta que fue demolida para borrar todo rastro del peronismo en ese predio, más aún tras la muerte de Evita en 1952, que lo había convertido en un sitio de peregrinación.


Perón y Evita convivieron en la residencia de los Alzaga-Unzué que fue expropiada para convertirse en casa presidencial y ocupaba tres manzanas donde hoy está la Biblioteca Nacional.
El palacio era una construcción de estilo ecléctico con  líneas francesas e italianas, construido en 1887 en la actual calle Aguero al 2500, que se encontraba en esa época alejado del centro porteño. Por eso lo
edificaron Mariano Unzué y Mercedes Baudrix como residencia de descanso. Fue demolido en 1956. Una investigación realizada por el historiador Pablo Chiesa junto a Alejandro Arbaizar muestra importantes fotografías anteriores a la destrucción.


Palacio Unzué- Foto Archivo General de la Nación
y miradaatenta.wordpress.com
Al edificio también se lo llamaba “Quinta Unzué”, por haber sido originalmente un lugar de descanso, pero al crecer la ciudad lo que hoy es el barrio de Recoleta se convirtió en preferido de la clase alta porteña para vivienda permanente. También los Unzué decidieron morar en el Palacio.

Pero el edificio tiene antecedentes de la época del gobierno de Juan Manuel de Rosas (1835-1852). Dice la historia que tres ingleses habrían comprado los terrenos  y que en 1855, el predio fue adquirido por el hijo de Cornelio Saavedra,  Mariano  que construyó allí su casa, en zona alejada de la centro. Después, unos treinta años después, el predio lo adquieren los Unzué y construyen el Palacio.
En la celebración del primer centenario de la Revolución de Mayo, en el palacio Unzué se expuso sobre Salud e Higiene y se mostraron adelantos para la época como sistemas de cloacas, pero en la década del 30, así como muchas familias que vivían del campo se vieron perjudicadas, a los Unzué los benefició la expropiación de su palacio en 1937 con lo que pudieron saldar deudas. La residencia pasó a ser para los presidentes, pero solo comenzó a usarse con en ese fin en  el gobierno dictatorial de Edelmiro Farrell (1944-1946, en temporadas, pero Juan Domingo Perón, electo en 1946, se instaló definitivamente en el Palacio.
Allí falleció Evita en 1952
 En 1956 el General Pedro Aramburu accedió al poder y determinó que el Palacio Unzué debería ser demolido. Aramburu fue el primero en utilizar la residencia de  Olivos como domicilio presidencial y en 1960 el gobierno democrático de Arturo Frondizi comienza la construcción del edificio la Biblioteca Nacional.

..