21/2/18

El nuevo tramo de la avenida Triunvirato en el
barrio porteño Chacarita
El Gobierno porteño inauguró la extensión de la avenida Triunvirato, cuya continuación hacia el centro de la Ciudad de Buenos Aires es la avenida Corrientes. el paso, en el barrio de Chacarita permite un tránsito más fluido, pero es a la vez un paso para la urbanización del barrio de emergencia conocido con Fraga que se encuentra en el lugar.
Horacio Rodriguez Larreta inauguró  la extensión de 600 metros que abre  Triunvirato, desde su actual fin en la avenida Elcano hasta  Federico Lacroze.
"Esta zona estaba cortada, había que dar una vuelta al mundo para llegar hasta Lacroze, pero este tramo mejora la fluidez del tránsito y la gente gana tiempo", aseguró el jefe de Gobierno porteño y dijo que "lo más importante es lo que no se ve que es la infraestructura que va por debajo de la calle para el barrio que se va a empezar a construir".
El nuevo tramo  con 5 carriles generó una nueva vía directa hacia  Corrientes y eliminó la interrupción de  Triunvirato en el límite con el predio de los ferrocarriles.
"Nos va a permitir llegar desde Elcano a Lacroze en sólo 600 metros, algo que antes se hacía en un 1,5 km. Esta obra es importante en la vida de los vecinos tanto en el timepo del tránsito como en la integración del barrio Fraga", afirmó el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte, Franco Moccia, cuya cartera encabezó las obras a través de Autopistas de Buenos Aires (AUSA).
La obra incluyó el pavimento, la colocación de columnas de iluminación LED, señales, veredas y forestación del terreno en desuso y contempló la construcción de los tendidos de agua y cloaca ubicados en la nueva traza .
"Estamos trabajando en la integración para que sea un barrio más, para que los vecinos tengan derechos y obligaciones, en pocas semanas empieza la construcción de las viviendas", aseguró Rodríguez Larreta y explicó que "no es total el traslado de los vecinos, se analiza casa por casa".
El proyecto contempla la construcción de 671 viviendas nuevas y la mejora de las existentes para los 2.764 vecinos del asentamiento.
Los edificios tendrán una planta baja más 2 plantas y un último piso en dúplex, y en algunos casos se construirán edificios de más pisos.
La fachada de los edificios será de ladrillos para mantener la identidad del barrio. Las obras incluyen la extensión de la red pluvial y cloacal, y la nivelación del suelo para facilitar los trabajos en las viviendas.
El 20% de los trabajadores que llevan adelante las distintas obras son del barrio a través de un proceso participativo con mesas para definir el diseño de las manzanas, la apertura de calles y las viviendas a mejorar, precisaron desde el gobierno porteño

..