15.6.17

El Museo Carlos Gardel inauguró interesante propuesta

Horacio Rodriguez Larreta en la inauguración
del Museo "Casa Carlos Gardel" en el
barrio porteño del Abasto
El Gobierno porteño puso en valor y recuperó, la casa donde viviera Carlos Gardel, en el barrio conocido como Abasto. Se trata de la casa que el cantor de tangos compró en 1926 para su madre, durante sus mejores años de éxito que lo llevaran a convertirse en un emblema de la Ciudad de Buenos Aires y de la Argentina. Allí en la calle Jean Jaurés 735, Gardel vivió los últimos cinco años de vida  que se truncó drásticamente.
El jefe de gobierno poteño, Horacio Rodriguez Larreta, presentó la remodelación que incluye  un recorrido que propone vincular la historia del artista con el público.

Entre otros objetos que se relacionan con el cantante popular están la copia de su partida de nacimiento en Toulouse (Francia) en 1890 y un retrato de sus padres. La muestra ofrece la posibilidad de escuchar su obra completa -grabó en total 893 canciones- y también de contemplar  las últimas imágenes de su vida lo cual fue presentado como un material audiovisual inédito.
"Es un homenaje merecido y una gran responsabilidad la que nos exige su nombre", explicó, durante una recorrida por el museo,  Guillermo Alonso, director de Patrimonio, Museos y Casco Histórico de la ciudad de Buenos Aires.
"Gardel compró esta casa para su madre, Berta Gadès, en el esplendor de su carrera, y es la misma casa a la que ella volvió desde Francia, donde se encontraba de viaje, tras enterarse de la trágica muerte de su hijo -en 1935-, y donde permaneció hasta el momento de su muerte", relató el funcionario.
La casa cuenta con cuatro salas permanentes y otra dedicada a exposiciones temporarias, donde pueden apreciarse fotos y objetos como una guitarra de Ángel Villoldo, compositor de quien Gardel grabó junto a Razzano "Cantor eterno" en 1917. La muestra dispone además de imágenes proyectadas en una pantalla digital, testimonios, y un microcine con su filmografía-
La muestra puede visitarse los lunes, miércoles, jueves y viernes de 11 a 18, y los sábados, domingos y feriados de 10 a 19.
La primera sala está dedicada a los primeros años de vida de Charles Romuald Gardès. Su ciudad natal, Toulouse, la llegada a Buenos Aires junto a su madre Marie-Berthe Gardès, empujada de algún modo por el hecho de haber sido madre soltera, algo que su familia nunca aceptó. Su infancia es rememorada a través de la voz de Graciela Oddone quien interpreta una melodía infantil de fines del siglo XIX.
Otra sala propone un recorrido cronológico por sus 893 grabaciones desde 1912 a 1935 -incluye las versiones que hizo de algunas canciones-, que permite apreciar la evolución y la calidad interpretativa de Gardel para interpretar géneros diferentes.
La tercera recuerda la muerte del cantor. Allí se proyecta un material inédito en el país, y se lo puede ver a Gardel vivo en los momentos previos a subirse al avión, en Medellín y el trágico 24 de junio de 1935 cuando el avión carretea y choca contra otro en la pista.
En la cuarta sala se aprecian afiches, prestados por el Museo del Cine, y se proyectan cortometrajes sonoros y las producciones que Gardel realizó para Paramount.
Berta Gardès compartió la casa con su amiga Anaïs Beaux y su esposo Fortunato Muñiz, quienes la recibieron a su llegada de Toulouse y tras la muerte de su hijo se quedó viviendo allí. Su heredero, Armando Defino, vendió la propiedad en 1949, y en 1973 sufrió radicales modificaciones para convertirla en un ambiente único. Se estableció un salón de tango. Más tarde, el 26 de julio de 2000, fue transferida al gobierno porteño.
La Casa fue inaugurada en 2003 y ahora su puesta en valor aporta, indudablemente a la historia y al patrimonio porteño.

..