31.10.13

Macri lanza otra guerra por el juego

Dice la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en su artículo 50 que 
La Ciudad regula, administra y explota los juegos de azar, destreza y apuestas mutuas, no siendo admitida la privatización o concesión salvo en lo que se refiera a agencias de distribución y expendio. Su producido es destinado a la asistencia y al desarrollo social.
Las tragamonedas de Palermo tendrían que pagar Ingresos Brutos
Macri quiere ingresos por
los juegos de azar
Sin embargo solo se logró un convenio con el gobierno nacional para que el distrito reciba parte de los producido por los juegos de azar (Lotería Nacional, etc) que se explotan en el distrito. Ahora Mauricio Macri parece haber reflexionado con la posibilidad de cobrar impuestos a los casinos flotantes y las tragamonedas de Palermo. O será una nueva pelea con el empresario K que exprime la actividad lúdica, Cristóbal López, y que fue beneficiado por un decreto del expresidente Néstor Kirchner, días antes de terminar su mandato. Esa norma le prorrogó por 15 años (hasta 2032) la concesión del hipódromo y le impueso que ampliara el parque de máquinas electrónicas.

por Patricia García
para Ambito Financiero

Sorprendió ayer Mauricio Macri al anunciarse que convoca a los presidentes de los bloques de la Legislatura porteña para intercambiar ideas sobre cómo cobrar el impuesto a los Ingresos Brutos a la actividad lúdica en la Ciudad de Buenos Aires, es decir, especialmente casinos, hipódromo y tragamonedas. El encuentro será mañana, aunque anoche muchos invitados aún no tenían noticias de la cita. Es que la discusión sobre gravar el juego en la Ciudad es remanida. En 2008 parte de la oposición al PRO impuso una norma que estipuló una alícuota del 8% sobre los ingresos de las empresas, que fue inclusive resistida por el macrismo, pero que debió volcarse en la Ley Tarifaria de la Ciudad. 

Nunca se cobró. La empresa Casinos de Buenos Aires, que explota las ruletas flotantes, presentó un recurso a través del capitán del buque Estrella, Luis Alberto Giachino. Se trató de un pedido de acción declarativa de certeza contra el Estado nacional para que dirima si era jurisdicción de la Ciudad el río. La Ciudad apeló, pero nunca pudo llegar a fiscalizar la actividad. En los vericuetos judiciales lo que quedó es que, de todos modos, la alícuota sería excesiva si se cobra sobre los ingresos sin descontar los premios. Por eso ahora, cuando ya habría algún acuerdo insinuado entre las empresas y el Gobierno porteño,Macri ve la posibilidad de sumar ingresos a su Presupuesto si la Legislatura modificara o redactara una norma nueva que considere un monto razonable para la alícuota de Ingresos Brutos. Desde el Gobierno porteño confirmaron a este diario la idea de Macri de unificar criterios con la oposición para imponer el tributo a los juegos de azar. A la reunión deberían estar invitados y asistir los titulares de bancada Juan Pablo Arenaza (reelecto por Unión-PRO), Fabio Basteiro (Buenos Aires para Todos),Fernando Sánchez de la Coalición Cívica, Daniel Amoroso (Confianza Pública), Juan Cabandié del kirchnerismo, Aníbal Ibarra (aliado K), el izquierdista Alejandro BodartGabriela Cerruti (Nuevo Encuentro, K), el macrista Fernando de Andreis,Julio Raffo de Proyecto Sur, Claudio Palmeyro (PJ) y el radical Claudio Presman.

En la reunión, además, estarán el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el titular de la Legislatura, Cristian Ritondo

Los macristas están seguros de no encontrar resistencia en la oposición, pero habría discusiones sobre cómo se aplica y hasta cuánto se impondría. De lograr consenso, Macri buscará aplicar el tributo a partir del año próximo.

..