9.10.13

Basura porteña: al autódromo y 17 plantas más

por Patricia García
para Ambito Financiero

Macri quiere una planta para basura en el autódromo
Mauricio Macri sacudió a la Legislatura con más de 40 proyectos que envió en las últimas semanas para que el PRO impulse su aprobación antes de fin de año. Ayer sumó la propuesta para destinar terrenos del Autódromo porteño para una planta de tratamiento de residuos, iniciativa que se agrega a la que hoy tratará la Comisión de Planeamiento Urbano, que preside Karina Spalla. Es la comisión clave para el jefe de Gobierno, que apunta a cambios en el Código de Planeamiento y de Construcción, entre otros, para impulsar obras, algunas polémicas, como el megaplán para la Comuna 8
que comprende los barrios de Villa Lugano, Soldati y Riachuelo.
Se trata entonces de dos proyectos que buscan sintonizar con la Ley de Basura Cero que rige en la Ciudad de Buenos Aires, un compromiso para disminuir al máximo los residuos que actualmente emigran a la provincia de Buenos Aires con basureros ya saturados.
Al menos ése es parte del fundamento tanto del proyecto de Macri como el que contempla una legislación
especial -independiente del barrio en que se encuentren- para 17 predios repartidos en la Ciudad de Buenos
Aires, que se destinarán a la separación de residuos o a tratamiento, según el caso, o bien serán centros de
transferencia. Esa iniciativa, de los legisladores Spalla y Cristian Ritondo, será debatida hoy en comisión
junto con otros dos proyectos: uno que pide construir un Centro de Convenciones de primer nivel en el
lugar donde habitualmente se realiza la Feria del Libro y otro que intenta cambiarle la zonificación al edificio del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA) de la avenida Madero frente a Puerto Madero, para que allí se pueda construir una torre, ya que el centro educativo pasaría a integrar el Polo Tecnológico en el sur porteño.
Estallará hoy la comisión que dirige Spalla con esos debates que el PRO acelera para obtener rápidamente un despacho y llevarlo al recinto como pide el jefe de Gobierno.
Macri, que también ayer pidió una ley que le permita demoler el Velódromo de la Ciudad por presunto peligro de derrumbe de sus instalaciones, quiere ahora instalar una planta de mantenimiento integral, recuperación y separación de residuos sólidos en el Autódromo de la Ciudad de Buenos Aires, Oscar Antonio Gálvez, que está en Villa Riachuelo. Además de la obra, la propuesta contempla otorgar tareas en concesión. A la vez, en la iniciativa de Spalla-Ritondo se incluye una franja entre el Autódromo y el Riachuelo con un propósito complementario. Pero los legisladores enumeran unos 17 predios diferentes a los cuales buscan, mediante la propuesta de ley, cambiarles el uso que prevé el Código de Planeamiento y las normas que estipula el Código de Construcción, para destinarlos al tratamiento de los residuos porteños. Otros terrenos ya están siendo utilizados por cooperativas de cartoneros, o bien son los llamados centros de transferencia, como el de Flores y el del barrio de Colegiales.
Los legisladores señalan que si bien hay una ley que impone la reducción de residuos y compromisos en ese
sentido con la Ciudad de Buenos Aires, "es momento de poner en debate la insuficiencia geográfica y
urbanística para poder cumplir con ellos" y que existe "la necesidad de otorgar una solución a la inexistencia de una legislación que prevea las actividades tendientes al tratamiento de la problemática referida". Los diputados consideran "necesario que los Centros Verdes, Puntos Limpios, Plantas de Tratamiento, Plantas de Transferencia y las Bases de Recolección posean su propia legislación".
A su vez, Macri pide la desafectación del predio delimitado por las avenidas 27 de febrero y Escalada
para hacer una planta de tratamiento de residuos sólidos por la que pasarían mil toneladas de basura
por día.

..