17.1.13

Gobierno nacional quiere que Macri no aumente el subte


por Patricia Garcia
para Ambito Financiero

El ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, sorprendió ayer convocando a la Ciudad y a la provincia de Buenos Aires a una reunión de la Agencia Metropolitana de Transporte, un organismo que no se termina de conformar, para que se discuta allí el aumento en el pasaje de subte que tiene previsto Mauricio Macri.

La invitación surge después que Cristina de Kirchner criticó con dureza al jefe de Gobierno por ese aumento y el de algunos impuestos y tasas -entre ellos los peajes de autopistas porteñas- que impuso como condición para el financiamiento de los subterráneos. Tras aquel discurso, el macrismo salió a aclarar que no se iría a $ 3,80 el viaje sino a $ 3,50, un 40% más que lo que cuesta actualmente y que se agrega al 127% que subió Macri en enero del año pasado.


El Gobierno porteño respondía ayer que el mandatario de la Ciudad de Buenos Aires tiene listo el decreto para convocar a una audiencia pública en la primera semana de marzo para debatir el aumento.

Randazzo espera a Macri mañana a las 11 en la Casa Rosada con la idea de desalentar ese incremento.

«Afectará el bolsillo de miles de pasajeros y descompensará al resto del sistema de transporte del área metropolitana al haber tanta diferencia entre una tarifa, la del subte, y las otras, las de colectivos y trenes», sostuvo el ministro en un comunicado, ayer por la tarde, que se tituló «Randazzo citó a la Ciudad de Buenos Aires y la provincia para evitar el aumento del subte».

La idea de Randazzo «es que se ponga sobre la mesa la necesidad de evitar una nueva suba en la tarifa del subte, que se suma a la del 127% que implementó el 5 de enero del año pasado, ya que el sistema del área metropolitana es multimodal y la decisión del Gobierno porteño afectará directamente a los usuarios del resto de los medios de transporte», explicó el ministerio al difundir la convocatoria.

«Creo que entre las tres jurisdicciones tenemos que encontrar una alternativa que sea beneficiosa para todo el sistema. Como ministro de Transporte de la Nación quiero escuchar cuáles son los argumentos de Macri para causar un enorme perjuicio a cientos de miles de pasajeros. No estamos de acuerdo con el aumento y queremos evitarlo a través del diálogo», explicó Randazzo.

Macri viene sosteniendo que en los subterráneos faltó inversión y que el aumento es necesario para el mantenimiento del servicio. Al mismo tiempo el Gobierno porteño suspendió desde el sábado pasado y hasta el 9 de marzo la prestación de la Línea A para renovar la flota, lo que fue motivo de presentaciones de amparos ante la Justicia por parte del kirchnerismo y otros sectores opositores al PRO.

La idea de conformar una agencia metropolitana del transporte se tramitó para coordinar los servicios entre la Nación, la Ciudad y la provincia de Buenos Aires, ya que comparten servicios. Entre otras cuestiones la tarifa es clave para el equilibrio de ese sistema.

Boletos más caros

En enero pasado, por ejemplo, cuando Macri por decreto llevó el pasaje de subte de $ 1,10 a $ 2,50, el transporte perdió el 20% de pasajeros, que optaron por viajar en colectivo a $ 1,10. Recientemente el Gobierno nacional dispuso la suba del boleto de colectivo, que elevó el de mayor precio, dentro del radio de la Capital Federal, a $ 1,70, más cerca del actual valor del subte.

El jefe porteño exigió la sanción de una ley especial para tomar el control de los subtes a partir del 1 de enero. La norma estableció distintos aumentos de impuestos para financiar el servicio y también el de peajes, que comenzó a aplicarse ayer.

En ese sentido, el jefe de Gabinete nacional, 1 consideró que «hay gestiones que están más preocupadas en au
mentar las tarifas que en gestionar cada día mejor» y calificó como «un disparate» la suba de los peajes.

..