10.7.16

Los espacios verdes de Garay: Baldíos



El hueco, o baldío de Zamudio, actualmente Tribunales
"Don Juan de Garay trazó la planta de la ciudad en forma de un damero de veinticuatro cuadras
de Sur á Norte, separadas en el medio por la plaza  Mayor, y once de Este á Oeste. Las leyes españolas ordenaban que se reservaran alrededor de las nuevas ciudades tres cantidades de tierra, de propiedad común é inajenables: el ejido para recreo de los pobladores; las dehesas, confinando con el ejido para pastoreo «de los bueyes de labor, caballos, y ganados de la carnicería y para el número ordinario de los otros ganados que los pobladores por ordenanza debían tener», y los propios del municipio. Era prohibido sembrar estos terrenos baldíos. «La palabra baldío, dice Alberdi, que significa terreno que no siendo del dominio particular no se cultiva ni está adehesado, viene de balda, voz anticuada que expresa cosa de poquísimo precio y de ningún provecho.

Esta raíz etimológica vale una raíz histórica en la economía agraria española. Tal es la condición de los dos tercios del suelo español desde los tiempos de la conquista."

De La Ciudad Indiana -Juan Agustín García, editado en 1900- Libro completo en "Biblioteca"

..