1.6.12

Barrio de virreyes


Juan de Garay ya había hecho lo suyo. Llegó, cuadriculó una porción de lo que sería la ciudad de Buenos Aires y repartió las suertes. Sin duda ese era todo el barrio, unas doce docenas de manzanas de una cuadra de lado cada una.
Ahora, el barrio, lo que llamamos barrio es otra cosa. Es algo distinto a sus límites y la nomenclatura de sus calles. Son muchos, inclusive, los vecinos que dicen vivir en un barrio pero que formalmente pertenecen a otro. La esencia es otra, es lo que se siente cuando decimos barrio, lo que viene a la mente en ese instante, las calles, las tardes más añoradas, las caminatas y los vecinos con todas sus particularidades.
Como sea, los primeros barrios los diagramó en la época de la colonia, Miguel de Salcedo y Sierralta en 1734 y aseguran los narradores que lo hizo para controlar el contrabando.


Cuenta Angel O.Prignano, historiador que se autodefine como propulsor de la “barriología”,que aquel gobernador delimita ocho cuarteles con un comisario a cargo cada uno, algo así como comuneros de pequeñas extensiones dentro del territorio de La Trinidad.
Esos comisarios debían de celar el modo de vida de los vecinos”.
Cada calle, además,empezó a tener un nombre oficial escrito en tablitas de madera.
Los primeros barrios, entonces, fueron Del Alto, Santa Lucía, San Juan, El Retiro, Barrio Recio, Del Hospital, La Merced y San Nicolás, “para los cuales se designó comisarios a Luis Navarro, Pedro Zamudio, Bartolomé Montaner, Juan de Zamudio, Matías Solana, Juan de la Palma, Miguel de Esparza y Tomás de Monsalve”, relata Prignano.Unas décadas más tarde, el 8 de julio de 1769 quedó oficializada la primera división del territorio en concordancia de seis parroquias: San Nicolás, El Socorro, La Concepción, Montserrat, La Piedad y La Catedral. 
Esa división se realizó a propuesta del obispo Manuel Antonio de la Torre y se la considera la primera  división parroquial efectiva de Buenos Aires. Las parroquias, o barrios, pasaron a denominarse cuarteles en 1778 bajo la gestión del virrey Juan JoséVértiz, pero la geografía vuelve a cambiar en 1794 cuando el virrey Nicolás Antonio de Arredondo, hace una división con veinte cuarteles, o barrios, los que son numerados del 1 al 20.  También ese virrey marcó el límite con Brasil. 
Arredondo nombró un responsable de cada barrio y entre otras medidas dispuso que cada vecino, cada jueves, debía barrer y limpiar las calles y se las mojara. Para entonces, ya
Vértiz, considerado un progresista, había comenzado el empedrado de calles  y dispuesto el primer alumbrado público, como también realizó el primer censo porteño, contando 24.754 habitantes en la ciudad y 12.925 en la campaña.

..